To read this blog in English, see: Natasha Jiménez on Her Experience Spreading Awareness of Homophobia and Transphobia at the UN

En este blog, la activista costarricense Natasha Jiménez de Mulabi ofrece sus comentarios finales sobre la última reunión del Comité de la ONU para la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). Natasha comparte observaciones de su reunión con la integrante cubana del Comité de la CEDAW , las observaciones a la presentación del gobierno de Zambia ante el Comité, y ofrece una síntesis de su experiencia en Nueva York.

Día 6 — 13 Julio

Las activistas de Costa Rica se reunieron con la integrante cubana del Comité de la CEDAW, Magalys Arrocha, para hablar con ella un poco más sobre la homofobia y la transfobia, con la esperanza de animarla a que apoyen sus contribuciones en las recomendaciones de la CEDAW para el gobierno de Costa Rica. Hay una gran posibilidad de incluir algunos de nuestros temas en las recomendaciones.

Durante la mañana y la tarde, la delegación oficial del gobierno de Zambia presentó su informe y respondió a las preguntas de los miembros del Comité de la CEDAW. En estas sesiones se incluyeron varios intercambios interesantes. En primer lugar, los miembros del Comité hicieron preguntas al Gobierno sobre la falta de mecanismos para defender los derechos de las mujeres en Zambia. La Delegación del Gobierno respondió que eso se debe a los bajos niveles de alfabetización y la poca cantidad de angloparlantes en Zambia. El Comité también preguntó acerca de prácticas culturales que pueden ser consideradas discriminatorias contra las mujeres, las delegadas dijeron que están capacitando a las personas jóvenes y utilizando las radios comunitarias como mecanismo para aumentar la concienciación y la educación. El Gobierno también afirmó que se está trabajando con los medios de comunicación para cambiar los puntos de vista de la población en Zambia.

Por la tarde tuvo lugar otro almuerzo con los miembros del Comité, esta vez organizada por Italia

Para cerrar, me gustaría decir que fue una experiencia maravillosa llena de aprendizaje y enseñanzas. He aprendido mucho de IGLHRC y las capacitadoras de IWRAW Asia Pacífico. Las herramientas que nos dieron eran muy útiles para hacer el proceso de la CEDAW más fácil. Las delegadas de las ONG de Zambia, Italia, Kenya y mis propias colegas de Costa Rica me enseñaron mucho acerca de las realidades que las mujeres encaran en esos lugares. También creo que aprendieron mucho sobre la realidad de las mujeres lesbianas, trans e intersex de mis experiencias y las conclusiones que compartí en mi informe sombra.

Por encima de todo, doy gracias a IGLHRC por permitirme ser parte de este extraordinario viaje y este intercambio de conocimientos, vivencias, saberes y poderes.

Para leer el reporte sombra que Natasha escribió, mira la página de reportes en IGLHRC.org