Fernando D’Elio

En los últimos años, en muchos países de la región de América Latina y El Caribe, se han producido significativos avances en los Derechos Humanos de las personas, que debido a su orientación sexual o identidad de género, ven restringido el pleno ejercicio de su ciudadanía. Es así, como a nivel constitucional, de leyes nacionales y estatales, programas de gobiernos, reformulaciones de códigos y otras acciones impulsadas por los gobiernos, las legislaturas o la justicia, se van garantizando derechos limitados, e incluso negados, a las personas LGTB. Estos avances no hubieran sido posibles sin la lucha y el impulso constante y prominente de la sociedad civil que, mediante diferentes estrategias, se van abriendo camino entre numerosos obstáculos que tratan de impedir el inminente avance hacia una sociedad inclusiva, igualitaria y respetuosa de todas las personas sin ningun tipo de discriminación.

No obstante esto, los avances no han sido uniformes en la región y todavía hay mucho por hacer en todos los países. La incorporación de nuevas estrategias, a las que ya se están llevando a cabo, seguramente será clave para el continuar en el camino de la igualdad y la no discriminación. En este sentido, el establecimiento de IDAHO es una iniciativa novedosa y muy eficaz para poner ante los ojos de toda la sociedad las violaciones a los Derechos Humanos basadas principalmente en la discriminación por orientación sexual e identidad de género, para proponer los cambios necesarios para eliminarlas y crear conciencia de todas las inequidades y sufrimientos que estas violaciones generan.

El hecho de planificar la implementación de este Día a nivel regional, considerando que ya es una iniciativa mundial, es también una forma de garantizar el intercambio de experiencias, la suma de fuerzas y un avance mas uniforme de los países de la región hacia la eliminación de la discriminación.

En este sentido el Taller desarrollado en Lima, reuniendo a activistas de la región, fue una excelente oportunidad para ello, las discusiones establecidas y propuestas realizadas sin duda enriquecieron la iniciativa no solo para el trabajo de los activistas en cada uno de sus países sino también permitieron reflexionar sobre nuestro trabajo, estrategias y metas en toda América Latina y el Caribe.

Descagar el reporte de IDAHO Estableciendo Estrategias en America Latina y el Caribe »


Fernando D’Elio, era anteriormente el asociado programa por IGLHRC por America Latín y el Caribe. Ha estado luchando activamente por los Derechos Humanos que discrimina a minorías sexuales desde 1999, cuando comenzaba a hacer voluntariado en Nexo A.C. Ha estado un miembro de el consejo de administración a Nexo A.C. desde 2005 y actualmente asesora a muchas organizaciones argentinas como AMMAR, RedTraSex and FUSAVI que trabaja en las temas de la importancia de las mujeres, VIH-Virus del sida, y los derechos de las minorías sexuales. Fernando también ha publicado muchos artículos en NX, una revista de VIH-Virus del sida. Fernando nació en Buenos Aires, Argentina y graduó de la Universidad de Buenos Aires como un contable publico.