Almost a month ago, the Colombian Constitutional Court ruled that same-sex couples are entitled to the same rights as unmarried heterosexual couples in common law marriages. Colombia Diversa have sent us this beautiful letter thanking us for our help in drafting an amicus curea to support their successful case. We send our congratulations to Colombia Diversa and to all the other Colombian activists fighting for equal rights for sexual minorities. We are honored to be part of the struggle.

Marcelo Ferreyra

Bogotá D.C., febrero de 2009.

Respetado señor:

Cada uno de los derechos reconocidos en Colombia, de la comunidad LGBT, ha reclamado, durante generaciones, la lucha de numerosos individuos y organizaciones. También ha sido la recompensa para cada una de las personas que han “salido del closet” y han decidido no negar su orientación sexual, acto de desafío y de suma valentía en un país donde la violencia homofóbica se encuentra en el día a día, pero también incluso camuflada en la “respetabilidad” de altas instancias de poder.

Así mismo, tanto puede significar cada derecho reconocido, en la vida de cada persona LGBT, que no alcanzamos a agradecer lo suficiente a quienes como usted y su equipo de trabajo, ayudaron, respaldaron y trabajaron activamente en el proceso. Su labor fue fundamental para encausar la demanda de derechos de parejas del mismo sexo, a un feliz término. Su alto y profundo sentido sobre la Igualdad, y su compromiso con la paz, fueron sin duda una voz contundente e irrefutable, que ayudó a la decisión de la Corte Constitucional colombiana al reconocer que las parejas del mismo sexo merecen los mismos derechos y deberes que las heterosexuales.

Alrededor de 70 organizaciones apoyaron el proceso de demanda. Aunque muchas de ellas no son LGBT, trabajaron activamente para la defensa de un verdadero concepto de Igualdad que, como se demostró, nos compete a todas y todos.

Le agradecemos y así mismo, haremos lo que este a nuestro alcance para seguir contando con su apoyo, porque aunque el fallo de la Corte ha sido un paso adelante, pasamos a una siguiente etapa de arduo trabajo, para que los derechos reconocidos puedan aplicarse, cumplirse y ser una realidad en la vida de las parejas del mismo sexo. Sabemos que debemos permanecer vigilantes para no perder ni un centímetro del terreno logrado, en medio de quienes se oponen con fiereza al reconocimiento de los derechos humanos LGBT y a que la Igualdad alcance su verdadero significado en Colombia.

De esta manera, permanecemos muy atentos a cualquier llamado suyo, a favor de su labor por la paz y la justicia social en Colombia.